domingo, 31 de mayo de 2009

Arquitectura Mesopotámica: Las Bibliotecas.

Introducción.

Una de las partes más importantes de la antigua cultura mesopotámica es sin duda su arquitectura, ya que sustenta no sólo un desarrollo cultural, sino también un legado cultural en el avance de la arquitectura moderna. Veremos una introducción a esta arquitectura y después (y más importante) a las bibliotecas antiguas.

Primero destacar que por la pobre calidad de los materiales con los que ellos construían, lograban grandes edificaciones. Estos materiales eran arcilla, ladrillos, madera y piedra, materiales muy primitivos en cuanto a la construcción (hablamos en todo caso de una edad muy antigua, antes de Cristo), pero estos fueron teniendo una evolución progresiva, como el cañizo ( son “cañas” conjuntas entre sí, se usaba mucho en la antigüedad para hacer techos). Otros de sus progresos con materiales de construcción fueron con el adobe, barro y ladrillo, siendo este ultimo muy usado, ya que además se le hacia un proceso de vidriado ( se le da un barniz, que al hornearlo, le da el mismo brillo que el vidrio).

Evitaban construir en terrenos húmedos, debido a la calidad y resistencia de sus materiales. Las ciudades estaban cercadas por muros en forma transversal,  de grueso tamaño y que rodeaban la ciudad, además de ser lisos con salientes para evitar la caída de la lluvia y como estructuras de soporte usaban pilares de pobre materiales, muchos eran decorados con piedritas en modo de ornamenta.

Eso a lo básico de su arquitectura, ahora esta se expande más en las diferentes áreas de la ciudad mesopotámica antigua:

-Ciudades pequeñas, construidas alrededor del templo, adinteladas*, protegidas por muros. En un principio se construían de forma irregular alrededor del templo, después fueron adquiriendo una forma mas cuadrada. Las casas tiene  una forma sencilla, echas muchas de madera o adobe.

-El palacio era un gran conjunto de casas, grandes extensiones de patios. Su tamaño era gigantesco, casi como otra ciudad.

Entonces aquí, podemos ya empezar a hablar de la arquitectura de sin duda, las tres bibliotecas más importantes de la antigua Mesopotamia:

Estas siempre estaban ubicadas en el palacio (Como Ebla, o la de Asurbanipal), ósea obedecían mas a una colección personal y no publica. Estas ubicadas dentro del palacio y los muros, se hallaban en espacios específicos, ya que la biblioteca no sólo se mantenían colecciones, sino también archivos de administración, leyes o de economía. La sala en donde se mantenían los libros eran almacenes o bodegas, el corte de la bóveda lleva incrustada una franja de esmalte; los jambajes son completamente lisos o bien simulan animales fantásticos (toros alados con cabezas humanas) de los que los hebreos sacaron el cherubím y que los asirios veneraban como las divinidades guardianas de las puertas de los palacios.

Ahora veremos los casos de cada biblioteca:

De Ebla.

La antigua ciudad real de Ebla ubicada a 80 Km al sur de Alepo, cerca del puerto de Ugarit. Está biblioteca es la más antigua encontrada hasta el momento. De los resquicios que se encontraron, se tienen dos habitaciones, una de carácter económico y la segunda, más grande que la anterior y que contenía textos diversos: Administrativos, legales, históricos, religiosos y lingüístico. En las habitaciones habían estanterías que adornaban las habitaciones y que obviamente contenían el material, las estanterías estaban echas de madera, y de acuerdo a su forma (la de las tablillas) era en la forma en que se colocaban. Las tabletas estaban con etiquetas para su identificación de contenido.


De Lagash.

La biblioteca de Lagash estaba formada por muchas habitaciones, que se comunicaban entre si, sin puertas y con ningún acceso al exterior. En las paredes había adornos, que eran bancos de obra de unos 60cm de profundidad donde se ponían las tabletas, también contaban con cestas de mimbre.

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada